El presidente de Perú, Alan García, propuso este viernes en Quito una progresiva desmilitarización de la frontera entre su país y Ecuador, y aseguró que quien sea su sucesor no "desandará" el camino avanzado entre ambas naciones en materia de integración.

"Estén seguros que, cualquiera sea el resultado de las elecciones en el Perú, el próximo 5 de junio, cualquiera sea elegido por el pueblo, nadie, nadie desandará el camino que hemos hecho con el presidente (de Ecuador Rafael) Correa para gestar la amistad, la unidad y la integración de Perú y Ecuador", dijo García.

La afirmación la realizó durante un discurso en la Asamblea Nacional donde recibió la condecoración Eloy Alfaro, reservada a presidentes que han trabajado por afianzar la hermandad entre los pueblos.

En ese foro, en el que se recordó que los países no mantienen ningún tipo de litigio fronterizo, García propuso "reducir progresivamente la militarización" de las fronteras.

"Tenemos confianza plena en Ecuador, tenemos confianza plena en su amistad. No somos pueblos que tengan litigio, que tengan adversidad ni de raza ni de lengua ni de religión ni de historia. Caminamos hacia la integración profunda, por consiguiente debemos hacer de nuestras fronteras un puente abierto", señaló.

Perú y Ecuador se enfrentaron en la "guerra del Cenepa" en 1995 por una zona fronteriza en la región amazónica, pero firmaron en 1998 un tratado de paz que terminó definitivamente con las hostilidades, y desde entonces la relación entre ambos países es modélica.

García comentó los avances en materia de integración entre las dos naciones y apuntó que en temas de comercio no duda de que en el próximo quinquenio se puedan superar los US$4.000 millones en intercambio, frente los US$2.300 millones en los que se encuentra ahora.

Además, recalcó que Perú tiene con Ecuador un "acuerdo de amistad fraterna de cooperación y de confianza" y apuntó que lo que se ha escrito "con el espíritu de los pueblos" nadie lo desatará en el transcurso de la historia.

En la misma línea, el presidente de la Asamblea de Ecuador, Fernando Cordero, aseguró que la confianza entre su país y Perú es ahora "global".

Al referirse a la definición de los límites marítimos comunes, Cordero apuntó que esto "no solamente consolida la paz y amistad con Perú sino que hace innecesaria la presencia del Ecuador ante los tribunales de La Haya para solucionar un diferendo, que esperamos que lo hagan de la misma manera que se han solucionado los temas con Ecuador, con la hermana república de Chile".

Perú demandó a Chile ante el tribunal de La Haya para modificar a su favor la frontera marítima entre ambos países, al considerar que los acuerdos suscritos en los años cincuenta son tratados pesqueros, mientras que la postura chilena defiende que son limítrofes.