Quito. El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, decretó este sábado el estado de excepción en los cantones San Lorenzo y Eloy Alfaro, provincia de Esmeraldas (norte), fronteriza con Colombia, tras el atentado perpetrado contra un comando policial que dejó 23 heridos.

"He decretado el Estado de Excepción en San Lorenzo y Eloy Alfaro a fin de fortalecer la seguridad de los ciudadanos y de la frontera", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

Agregó que se fortalecerá la atención de los ministerios de Salud, de Inclusión Económica y Social, de Vivienda, y de la Secretaría Nacional de Riesgos (Defensa Civil) "para una solución integral a los afectados".

El presidente calificó el hecho como "un acto terrorista que ocurre por primera vez en Ecuador".

"Es un acto terrorista ligado a bandas de narcotraficantes que han sido golpeadas por las fuerzas de seguridad del Estado ecuatoriano. No vamos a permitir que nos amedrenten. Estamos tomando las medidas necesarias. Los mantendremos informados", escribió el mandatario en la red social.

Tras solidarizarse con los heridos, Moreno informó que ordenó el reforzamiento de personal policial y militar y la presencia del ministro del Interior, César Navas, en la zona.

"Estos actos no detendrán ni debilitarán los esfuerzos por tener una país más seguro", aseguró el jefe de Estado.

Navas informó este sábado que la detonación ocurrida la madrugada de este sábado en la parte posterior del comando policial de San Lorenzo afectó al 95% del edificio, sin dejar víctimas mortales.

El ministro del Interior recorrió el lugar del siniestro junto con autoridades policiales e indicó que, según un reporte preliminar del Comité de Operaciones de Emergencia, 23 personas resultaron con heridas leves y 37 viviendas resultaron afectadas.

Anunció que se harán todos los esfuerzos necesarios para hallar a los responsables de este hecho.