Quito. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, enfrentaba este lunes un conteo de votos más peleado de lo previsto en dos preguntas clave sobre reformas a la justicia y a los medios de comunicación incluidas en un referendo el fin de semana, según cifras oficiales parciales.

El mandatario de izquierda propuso a los ecuatorianos designar a nuevos jueces, a quienes acusa de corrupción, a fin de frenar la inseguridad que castiga al pequeño país andino. Pero sus opositores aseguran que con esta medida Correa busca acumular poder y que eso puede amenazar la democracia.

Otra de las controvertidas propuestas es la de crear un ente regulador de los contenidos de los medios y establecer mecanismos para responsabilidad ulterior de los periodistas, algo que críticos aseguran limitaría la libertad de expresión.

A pesar de que la oposición reconoció la derrota en el referendo del sábado, pidió que se vigile el conteo de votos, que hasta el momento era más peleado de lo que se esperaba.

"Estamos satisfechos porque el 'Sí' ha ganado. La tendencia marca un claro triunfo", dijo la ministra de la Política, Doris Soliz, en declaraciones a un medio local.

Pero aunque en ocho de las 10 propuestas de la consulta el Gobierno iba ganando con comodidad, en las dos iniciativas clave la ventaja del Gobierno era estrecha.

Con casi el 40% de los votos totales escrutados, los datos del Consejo Nacional Electoral (CNE) mostraban que en la pregunta que plantea la creación de un ente para designar nuevos jueces en un plazo de año y medio, la ventaja del "Sí" sobre el "No" se acortó a menos de un punto porcentual.

La misma tendencia mostraba la pregunta relacionada con mayores regulaciones para los medios de comunicación, a quienes el presidente cuenta entre sus principales adversarios.

La estrecha diferencia en estas preguntas, según analistas, podría demostrar un desgaste en la popularidad del carismático Correa, que cuenta con una fuerte base de apoyo en las clases pobres gracias a sus planes sociales, pero es acusado por rivales de ser autoritario y de intentar amasar mucho poder.

"Los ecuatorianos ñaño (hermano) queremos que escuches, reflexiones y rectifiques. Tú no eres presidente solamente de los que te dijeron 'Sí', sino de todo el pueblo ecuatoriano", dijo Fabricio Correa, hermano mayor del presidente y uno de sus más fervientes opositores, en entrevista con un canal de TV.

¿Claro triunfo?. Después de un conteo rápido de la autoridad electoral que mostró el sábado que Correa se habría impuesto con más del 51% de los votos válidos -excluyendo nulos y en blanco- el presidente y sus seguidores celebraron lo que consideraron una contundente victoria.

Pero los festejos se moderaron conforme los primeros resultados parciales mostraban una estrecha diferencia en las dos preguntas clave, en las que el Gobierno insiste obtuvo un "claro triunfo".

De acuerdo con los resultados globales del CNE, el "Sí" a las 10 propuestas del mandatario cosechaba entre el 43,7% y el 49% de los sufragios totales, incluyendo los nulos y en blanco. El "No" acumulaba entre un 40,5% y un 44,2%.

Los resultados parciales también mostraban que el "No" ganaba en 11 de las 24 provincias que tiene el país, el socio más pequeño de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

La mitad de las preguntas planteadas por Correa, uno de los presidentes más populares que ha visto en las últimas décadas Ecuador -un país famoso por su inestabilidad política-, permitirían hacer cambios directos a la Constitución. Con las otras preguntas se necesitan nuevas leyes para aplicarlas.