Quito. El presidente ecuatoriano Rafael Correa llamó este miércoles al pueblo a responder con más trabajo al paro nacional, convocado por sindicatos opositores el próximo 13 de agosto.

"El jueves 13 de agosto, todos a trabajar con mucho más amor por la patria nueva y rechazar el pasado de paros y huelgas, que tanto daño nos hizo. ¿Ya lo olvidaron? A cuidar nuestras carreteras, que los mismos de siempre no las cierren, ni destruyan", escribió Correa en Twitter.

El mandatario descalificó la protesta a través de esta red social, al señalar que se movilizan por un "puñado de contradicciones".

El opositor Frente Unitario de Trabajadores (FUT) convocó al paro nacional, al cual se unirán otras centrales sindicales en rechazo a una serie de medidas anunciadas por el gobierno para una mayor equidad y mejor distribución de la riqueza.

La lucha de los sindicatos inconformes plantea la defensa de los derechos de los trabajadores, una ley agraria integral, el libre ingreso a las universidades y el respeto a la contratación colectiva.

Previo a la marcha convocada para el 13 de agosto, la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), la principal del país, anunció un levantamiento contra el gobierno para el 2 de agosto.

El mandatario fustigó los reclamos de los descontentos y señaló que los sindicatos opuestos al gobierno quieren imponer su plataforma de lucha, cuando su propuesta política "obtuvo tan solo el 3% de los votos".

"Lo que no logran en las urnas quieren lograrlo por la fuerza", cuestionó.

Correa aclaró que en Ecuador no ha existido el libre ingreso a la universidad, sun embargo agregó que en la actualidad la matrícula de los indígenas y más pobres se ha triplicado a partir de un sistema por méritos.

Con relación al pago de tributos, el mandatario recalcó que "los pobres no pagan impuestos" e ironizó que ni siquiera el presidente de la Conaie, Jorge Herrera, y el director de Territorio de la misma organización, Severino Sharupi, han declarado impuestos en los últimos años.

"¿Qué hacer con este puñado de contradicciones?", cuestionó Correa.

El jefe de Estado insistió en que su gobierno y sus seguidores responderán "con más alegría, trabajo y compromiso" a los paros y movilizaciones que a su juicio tienen fines desestabilizadores.

"Eso es lo que buscan, desconcentrarnos, quitarnos gobernabilidad. No lo lograrán", añadió el presidente eucatoriano, quien enfrenta protestas de grupos opositores desde el pasado 8 de junio.