San Salvador.- El presidente electo de El Salvador, Nayib Bukele, condenó este viernes supuestos cambios irregulares de contratos de empleados públicos de último momento para favorecer a activistas del saliente gobierno de izquierda.

Bukele arrasó en las elecciones del domingo con la promesa de acabar con la corrupción en el pequeño país centroamericano e instalar una Comisión Internacional contra la Impunidad.

"Los funcionarios públicos que están contratando personal nuevo, cambiando plazas a ley de salario, vaciando militantes en el Estado, levantando actas con fechas anteriores, incrementando salarios y promoviendo 'cuadros', serán personalmente investigados y procesados penalmente", escribió en Twitter.

Bukele, quien asumirá en junio poniendo fin a tres décadas de bipartidismo, dijo que estas contrataciones estarían violentando una transición ordenada y sin anomalías.

El gobierno del mandatario Salvador Sánchez Cerén no respondió de inmediato a solicitudes de comentarios de Reuters.