París. El presidente francés, Francois Hollande, convocó este miércoles una reunión de Defensa de máximo nivel para tratar las revelaciones de Wikileaks sobre las escuchas telefónicas por parte de EE.UU. a los líderes galos.

Según el canal de noticias BFMTV, Hollande ha convocado a los miembros de su comité de Defensa, incluyendo al primer ministro, Manuel Valls, a los ministros a cargo de las carteras de Exterior, Defensa y Asuntos Internos, y a los directores de los servicios de Inteligencia para que acudan al Palacio del Elíseo con el objetivo de "evaluar la naturaleza" de los documentos revelados.

"Es inaceptable entre aliados", dijo la portavoz del gobierno francés, Stephane Le Foll, poco después de la reunión de emergencia.

"Es difícil aceptar que entre aliados pueda darse este tipo de acciones, especialmente escuchas al presidente de la República. Cuando luchamos contra el terrorismo, es difícil imaginar o entender qué ha podido motivar a un aliado a pinchar (los teléfonos) de sus aliados que a menudo tienen las mismas posiciones y elecciones estratégicas comunes", dijo.

La tarde del miércoles, el ministro de Exteriores galo, Laurent Fabius, convocará al embajador estadounidense, según ha informado BFMTV.

En una nota de prensa publicada este martes, Wikileaks dijo que la Agencia de Seguridad Nacional de EE.UU. había estado espiando a los líderes franceses, incluyendo al actual presidente Francois Hollande y a los ex presidentes Nicolas Sarkozy y Jaques Chirac, así como a sus gabinetes de ministros, durante mucho tiempo.

Wikileaks dijo que los documentos son resúmenes de inteligencia sobre las conversaciones entre funcionarios del gobierno francés tratando los temas más candentes de Francia y de la comunidad internacional, incluyendo una disputa entre los gobiernos de Francia y EE.UU. sobre el país norteamericano espiando al europeo.

"El pueblo francés tiene el derecho de saber si su gobierno electo está siendo sujeto a vigilancia hostil por parte de un supuesto aliado", dijo el fundador de Wikileaks, Julian Assange. "Los lectores franceses pueden esperar más revelaciones importantes y oportunas en un futuro cercano".

Francia es un estrecho aliado de EE.UU., y juega un rol clave en varias instituciones internacionales asociadas con el país norteamericano, como el G7 y la OTAN.