Tegucigalpa. "Me la estoy jugando por Honduras", dijo este lunes el presidente Porfirio Lobo Sosa al abogar una vez más por el derecho de la sociedad a participar a través del plebiscito y referéndum.

La democracia, dijo el mandatario en declaraciones a la emisora HRN, "tiene dos aspectos", una es la representativa mediante la cual se eligen alcaldes, regidores, diputados, presidente y designados.

"Pero está la otra parte que en Honduras no se ha ejercitado y que es un derecho que está reprimido en la gente y es el derecho de todas las organizaciones de la sociedad a participar, no únicamente a quejarse, a lamentarse a hacer propuestas, sino que también a decidir", dijo.

"Aquí lo que es justo y necesario es entender que la paz y la reconciliación se fundamente en la justicia social, pero para poder construir la justicia social hay que escuchar a la gente", añadió el mandatario hondureño.

Enfatizó que "en este momento, lo que se trata es de reformar el artículo 5. Muy bien lo está haciendo el congreso (nacional) al hacerlo abierto, porque al final si la gente decide una cosa u otra es la gente la que decide, no somos nosotros los que imponemos un modelo".

El presidente hondureño recordó que el proceso para las reformas comenzó desde el año pasado y "los diálogos van a seguir" a nivel nacional.

Lobo fue enfático al aclarar que "en este momento lo que se está planteando no es si reelección o no reelección, alterna o como sea" sino "hacer la reforma para que le dejemos al pueblo el derecho a decidir".

Luego, precisó, "una vez que se plantee un plebiscito vienen las posiciones a favor o en contra de la propuesta que se hace o de lo que se someta a consideración del pueblo hondureño".

"Lo que muy mal haríamos es negarle el derecho al pueblo a decidir", insistió, y recomendó a los diputados del Congreso dejar que "el pueblo decida".

Ninguna generación debe imponerle a otra "un marco en el que no se pueda mover", añadió.

El pueblo hondureño puede estar en contra de la reelección, dijo Lobo, "pero va a estar mucho más en contra siempre de que no le permitan tomar decisiones".

Lobo reiteró que en 2012 habrán elecciones internas en Honduras; generales, en 2013; y el 27 de enero el presidente del Congreso le impondrá a un nuevo presidente la banda presidencial y después él se irá "para su casa".

"Yo me la juego por Honduras, me la juego con el pueblo que tiene su derecho", dijo el mandatario.

Una comisión especial del Legislativo estudia las reformas políticas al artículo 5 de la Constitución hondureña para viabilizar el ejercicio del plebiscito y referéndum.

El referéndum se utilizará para hacer consultas sobre una ley ordinaria y el plebiscito sobre aspectos constitucionales, legislativos o administrativos.

El presidente Lobo se ha mostrado a favor de que se pregunte a la población hondureña si está a favor de la reelección, un tema espinoso ya que los artículos pétreos prohíben este tipo de consulta.

El subcoordinador del Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP), Juan Barahona, dijo que al mandatario hondureño hay que sacarlo en pijama o calzoncillo porque está de acuerdo con el planteamiento que le costó la presidencia a Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009.

Este lunes, en entrevista con El Heraldo, el presidente del Partido Nacional Ricardo Álvarez dijo que ese instituto está abierto a que se haga cualquier tipo de consulta, siempre que esté enmarcada en ley.