El presidente Juan Orlando Hernández hizo un enérgico reclamo a Estados Unidos por el bloqueo que mantiene para que la flota de aviones F-5 sea reparada en el exterior y solicitó al gobierno de ese país ser “claro como el agua” respecto a la ayuda que brindará para combatir el crimen organizado.

Según el gobernante, existen algunos funcionarios de Estados Unidos (que no nombró) que son los que se han encargado de impedir la repotenciación de las naves militares.

“Imagínense ustedes, funcionarios, allá, de Estados Unidos, amenazando con que no nos van a permitir repotenciar la flota que en algún momento adquirimos de ellos”, se quejó Hernández en referencia al bloqueo que existe a la reparación de los F-5, tal y como lo informó en exclusiva El Heraldo.

“Nos podrán ver pequeños, nos podrán ver pobres pero somos un pueblo digno que vamos a salir adelante al costo que sea necesario”, advirtió.

Las expresiones de inconformidad del mandatario fueron manifestadas durante una ceremonia de ascenso de la Policía Nacional en la sede del Comando de Operaciones Especiales (Cobras), a la que asistió la embajadora estadounidense Lisa Kubiske, a quien pidió que su nación defina si tiene voluntad de colaborar con Honduras en la lucha contra el narcotráfico.

Estados Unidos donó en la década de los 80 unos US$75 millones a Honduras para que adquiriera 10 aviones F-5E y dos F-5, mediante el denominado Plan Bonito, aprobado por el Congreso de ese país y bajo el marco del Programa de Asistencia Militar.

“Siento que las cosas tienen que estar claras, señora embajadora, claros como el agua: o nos están ayudando o no nos van a seguir ayudando, pero es bueno saberlo con claridad”, remarcó.

No obstante, Hernández eximió a la diplomática de la postura de negatividad para que los F-5 salgan del país para ser reparados. “Sé que no es el caso suyo porque usted conoce la realidad, sé que no es el caso del jefe del Comando Sur (John Kelly), que vino hace poco, y lo cito textualmente (lo que dijo): ‘Es impresionante el compromiso y el resultado que Honduras ha logrado’ en la lucha antidrogas”.

La diplomática fue consultada por los periodistas al finalizar el evento pero en todo momento eludió referirse a las declaraciones del mandatario.

Estados Unidos mantiene su decisión de bloquear ayuda militar aérea a Honduras a raíz de la Ley de Exclusión Aérea, que faculta a las autoridades a derribar aviones sospechosos de llevar drogas.

Bloqueo El Heraldo dio a conocer que el portal www.defensa.com reveló que Estados Unidos mantiene un bloqueo que impide que el gobierno de Honduras envíe a otra nación la flota de los F-5 para ser reparados, porque esto violentaría algunas normas de seguridad y el convenio de donación de las naves.

"Hay que recordar que los F-5E y sus instrumentos no pueden salir del país... de hacerlo se obligaría a leyes estadounidenses de exportación y obligaciones adquiridas en la entrega de los equipos”.

Estados Unidos donó en la década de los 80 unos US$75 millones a Honduras para que adquiriera 10 aviones F-5E y dos F-5, mediante el denominado Plan Bonito, aprobado por el Congreso de ese país y bajo el marco del Programa de Asistencia Militar. Igual prohibición existe para otras naves como los A-37B o el C130, se explica en el sitio web.

La legislación de Estados Unidos establece que ninguna aeronave o sus componentes puedan salir del territorio al que fue enviado, ya sea en calidad de donación o venta, para que la tecnología de las mismas no sea copiada.

El gobierno de Israel tenía planeado la repotenciación de los cazas, pero desistió de brindar esa cooperación a raíz del inconveniente legal que argumenta Estados Unidos para esa labor. “Aunque en círculos hondureños se aseguró que técnicos israelíes ya se encontraban asistiendo en la recuperación de los F-5, en los últimos días se ha detallado que dicha actividad ha sido prohibida por EE UU”, remarca el portal.

La reparación que efectuarían los expertos de Israel incluirían una “modernización de las naves” y también este proceso implicaría “sustituir sistemas del fuselaje”, asevera www.defensa.com.

Brasil se quiso tomar el puesto de Israel y ofreció reparar los aviones, pero al final retiró su propuesta por el bloqueo estadounidense. Aunque con aviones de vieja data, Honduras cuenta con la flota más poderosa de Centroamérica.

Sin lamentarse. El gobierno requiere de restaurar su flota de aviones para hacerle frente al tráfico aéreo de drogas, dijo Hernández, quien recordó que “buena parte del problema que Honduras tiene en delincuencia es raíz de drogas porque allá en el norte lo consumen y en el sur la producen”.

No obstante, el dignatario consideró que los problemas para la reparación de los F-5 no debe de frenar la estrategia antidrogas y que “la vida no es fácil y no podemos detenernos a lamentar”. La embajadora Kubiske fue abordada por la prensa para que se refiriera a los señalamientos de Hernández, pero la diplomática se negó a responder las preguntas.

Los aviones F-5 presentaron “modificaciones no autorizadas” Estados Unidos detectó que seis aviones F-5 de Honduras tienen “modificaciones no autorizadas”, según www.defensa.com “Al menos la mitad de los F-5 fue remozada entre 1994 y 1995 en las instalaciones de Northrop Palmdale (California), donde se descubrieron algunas modificaciones no autorizadas en los fuselajes. En la nota no se especifica qué procedimiento se hizo para que esas naves fueran enviadas a Estados Unidos para su reparación.

En la noticia del portal también se indica que un F-5, con identificación FAH 4004 “se perdería en junio de 1999 en un accidente” y que “otra caza” en septiembre del 2006, el FAH 4007, sufriría averías en su cabina.

Otro aspecto importante y revelador que se destaca es que dos F-5 fueron sacados del país para ser inspeccionados, pero tampoco se aclara si Estados Unidos estuvo al tanto de esta acción. “Al menos dos F-5E fueron observados en Valparaíso, Chile, a mediados de los 90, y se sospecha que fueron retenidos por la FACh (Fuerza Aérea de Chile), pues desde entonces solo se habla de 9 fuselajes de F-5 disponibles a la FAH.