Ayacucho. Su posición favorable para defender la libertad de expresión de manera irrestricta, reafirmó el presidente de la República, Ollanta Humala, quien señaló que sus declaraciones dadas en España sobre los medios de comunicación fueron tergiversadas en Perú.

“Se ha tergiversado lo que dije y cada titular ha sido más virulento que el otro”, indicó, en declaraciones a la prensa dadas hoy en Ayacucho.

El Presidente dijo ser “el primero en defender la libertad de expresión”, pero distinguió entre los medios de comunicación” y las empresas que se dedican al negocio de las comunicaciones”.

Recordó que en los medios de comunicación debe respetarse la Constitución, cuyo primer artículo “habla del respeto a la dignidad y el honor de todas las personas”.

“Por lo tanto, un medio de comunicación es incompatible con hacer juicios paralelos a los que se ventilan en el Ministerio Público o el Poder Judicial”, señaló.

Por tanto, dijo, “no podemos confundir a un medio de comunicación con una empresa de comunicación, dedicada a ese negocio, que en campañas electorales toma partido y que en muchos casos se concentra en un consorcio de grandes empresas, que no solo tienen este negocio sino otros, como el de la construcción”.

“Eso puede generar una confusión, porque muchas veces se mezcla el negocio de construir una carretera donde alguna empresa de ese consorcio licita, con el ‘publicherry’ y la propaganda que hacen sus empresas de comunicación”, añadió.

Humala citó, como ejemplo de cómo “el negocio de las comunicaciones se mimetiza como si fuera un medio de comunicación”, lo ocurrido en la campaña electoral de 2011, cuando “empresas despidieron a periodistas porque no se prestaron a una campaña de satanización de un candidato”.