El presidente de Guatemala, Jimmy Morales, partió este lunes rumbo a Israel para participar este miércoles en la inauguración de la embajada guatemalteca en Jerusalén, tras su traslado desde Tel Aviv, informó el Gobierno del país centroamericano.

El portavoz presidencial, Heinz Hiemann, dijo a periodistas que la comitiva oficial que acompaña al mandatario "es muy pequeña" pero "representativa" del Organismo Ejecutivo.

Morales justifica su decisión apelando a las "históricas relaciones de amistad" entre los dos países y ante críticas la defiende como una "decisión soberana" y "coherente" con la política exterior, particularmente en apoyo a sus "aliados", Israel y Estados Unidos.

Paraguay también confirmó el traslado de su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, un paso que concretará la semana próxima.

Morales anunció el traslado de su embajada el 24 de diciembre y el 4 de marzo fijó una fecha durante un discurso en el marco de la reunión anual del Comité Estadounidense-Israelí de Actividades Políticas (Aipac), en Washington.

En esa ocasión, en medio de los aplausos, dijo que lo haría dos días después de que lo hiciera Estados Unidos. El mandatario tiene previsto arribar este martes a Israel en el inicio de una visita oficial en cuyo programa se incluyen reuniones con el presidente israelí, Reuven Rivlin, el primer ministro, Benjamin Netanyahu, y el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat.

El analista guatemalteco Renzo Rosal dijo a dpa que la postura de Morales está orientada a "congraciarse" con el Gobierno de Donald Trump y con la influyente comunidad judía de Estados Unidos.

Según Rosal, Morales pretende apoyo ante los señalamientos por financiamiento electoral ilícito que le formuló la Comisión Internacional Contra la Impunidad para Guatemala (CICIG) de la ONU y la Fiscalía en agosto de 2017 y en abril pasado.

Paraguay también confirmó el traslado de su embajada de Tel Aviv a Jerusalén, un paso que concretará la semana próxima.