Lima. El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, descartó este miércoles renunciar a su cargo y dijo que, al margen de lo que pidan sus detractores políticos, él tiene un compromiso con todos los peruanos.

Según el mandatario, las peticiones de renuncia y un nuevo intento de vacancia presidencial (destitución) no tienen ningún sustento y tampoco justifican los intentos gestionados por legisladores de partidos opositores.

"No voy a renunciar ni me voy a dejar forzar por declaraciones que no tienen justificación alguna. No existe ninguna razón para volver, tres meses después de un primer intento, a hacer nuevamente un pedido de vacancia, sin ninguna evidencia adicional", reiteró.

Kuczynski sostuvo que su gestión, iniciada el 28 de julio de 2016, está empeñada en continuar trabajando por el desarrollo y bienestar de todos los peruanos hasta culminar su mandato en 2021.

Después de participar en la sesión de Consejo de Ministros, el presidente recordó a la oposición que un nuevo pedido de vacancia presidencial puede obstaculizar el crecimiento económico y generar inestabilidad política.

"Vamos a perder oportunidades por esta inestabilidad que yo no la genero, la generan otros para sacarme", agregó el mandatario frente al posible pedido de vacancia multipartidario que se presentaría en el Congreso.

El primer pedido de vacancia presidencial contra Kuczynski fracasó el pasado 22 de diciembre, después de que la votación requerida no alcanzó los 87 votos necesarios por ley, ya que obtuvo 79 votos a favor, 19 en contra y 21 abstenciones.