Lima. Desde la población Iquitos, donde puso en marcha el proyecto de agua potable para el distrito de Punchana, el presidente Pedro Pablo Kuczynski se mostró confiado en que saldrá airoso de la moción de vacancia por permanente incapacidad moral iniciado en el Congreso a raíz de cuestionamientos por sus presuntos vínculos con la empresa Odebrecht.

"Sé que el jueves nos irá bien y después, como siempre daremos el otro cachete porque lo que nosotros somos es gente cristiana que perdona, queremos reconciliación", afirmó.

Ante los pobladores de Punchana, dijo que él tiene “punche” y no se dejará maltratar por injusticias.

"Yo también tengo punche, no me dejo patear por injusticias, abuso y mentiras, nosotros siempre vamos a luchar por el pueblo, para que todos tengan colegio, casa, agua, luz y trabajo", afirmó.

Indicó que no abandonará su función porque fue elegido por la población. "Por eso yo no abandono, yo no me rindo, porque la misión no ha terminado", aseveró.

Consultado sobre las expectativas de algunos medios económicos que esperan el pronunciamiento del primer vicepresidente Martín Vizcarra sobre la vacancia presidencial, dijo que lo hará en momento.

"Él es una buena persona, estoy seguro que dirá algo en su momento", respondió.