Lima. El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, rechazó este domingo haber mentido sobre el vínculo de sus empresas con la brasilera Odebrecht y negó también ser un corrupto, como se le señala desde un sector de la oposición.

Este domingo a última hora, en una entrevista concedida en vivo a cinco periodistas en Palacio de Gobierno, el jefe del Estado pidió disculpas a los peruanos por no haber podido explicar bien ese vínculo desde un inicio.

“Lo primero que quiero hacer es disculparme ante los peruanos porque no he explicado bien de qué se trata y estos son temas que tienen diez o más años de antigüedad varios de ellos. Yo no he mentido, no soy corrupto, eso es absolutamente claro”, manifestó.

Kuczynski explicó que se usó una empresa de bueno nombre, del cual era accionista, “pero muchos de los ingresos no vinieron a mí”.

Afirmó que Gerardo Sepúlveda nunca le pidió que hiciera alguna gestión con el Gobierno. “Yo le he dicho a la fiscalía que revisen todas mis cuentas, he pedido que se abran todas las cuentas. Debe haber un proceso con testigos. Él no me pidió nada”, dijo.

"Vacancia es un asalto al orden constitucional". El presidente Pedro Pablo Kuczynski, consideró que el pedido de vacancia tramitado en su contra por la oposición parlamentaria es un “asalto al orden constitucional”, y criticó que sus adversarios pretendan retirarlo del cargo sin otorgarle el tiempo debido para organizar su defensa.

En ese sentido, calificó de “vacancia express” la moción presentada en el Congreso por el Frente Amplio con el apoyo de la bancada fujimorista de Fuerza Popular y de otros grupos menores de oposición. “(…) lo que pasa acá es un asalto al orden constitucional tratando de hacer una vacancia express y quiero agradecer a los congresistas que el otro día votaron por lo menos para darnos uno días más”, manifestó.

Según dijo, un proceso de vacancia que respete el debido proceso debería otorgar el tiempo necesario para analizar la acusación y los descargos presentados por la parte acusada. “(…) el verdadero proceso debería ser uno en el cual se presentan las acusaciones constitucionales, se comprueba si estos datos son verdad o no, deben ser datos auditados y después se llega a un veredicto el cual ciertamente acataré”, dijo.

El jefe del Estado, quien también criticó ser blanco de críticas por hechos acontecidos años atrás, aseguró que en los próximos días demostrará que no cometió “ningún crimen” ni ningún acto de corrupción. “No he creado cuentas ficticias en paraísos fiscales, todo está bancarizado, tributado, reportado y auditado”, manifestó refiriéndose a sus ingresos monetarios.

En ese marco, el primer mandatario pidió a los peruanos tener paciencia, pues organizar su defensa le tomó tiempo ya que se vio obligado a revisar documentación que data de varios años atrás y relacionada con hechos en los cuales no tuvo participación por haber dejado la dirección de sus empresas.

Al respecto, aseguró que cuando la comisión investigadora del caso Lava Jato le preguntó por sus supuestos vínculos con Odebrecht, respondió sin esconder nada, y solo después de conocerse el documento en el cual esta empresa dio a conocer los pagos realizados a sus empresas, debió investigar para encontrar la información pertinente.

La entrevista es se lleva a cabo solo días después de que surgieran informaciones sobre pagos que realizó Odebrecht a empresas vinculadas a Kuczynski antes que fuera presidente de la República.

Esta revelación generó pedidos para que el presidente renuncie a su cargo. Kuczynski  rechazó que fuera a hacer esto, por lo que se ha presentado una moción de vacancia presidencial por incapacidad moral, la cual será debatida este jueves 21 de diciembre en el Congreso.

*Con información de Agencia Peruana de Noticias (Andina)