Lima. El presidente peruano, Pedro Pablo Kuczynski, ha demostrado que nunca llevó a cabo servicios de asesoría financiera para el consorcio brasileño Odebrecht, afirmó este viernes su abogado Gonzalo del Río.

Según el jurista, el gobernante no se involucró en las actividades profesionales de servicios que ofrecía su empresa Westfield Capital bajo la dirección de su socio, a cargo de esta firma, el empresario chileno Gerardo Sepúlveda.

"Nunca firmó un contrato para realizar una asesoría financiera y nunca ejecutó las que estuvieron a cargo de Gerardo Sepúlveda", sostuvo el abogado poco después de concluir las declaraciones de Kuczynski ante la Comisión Lava Jato del Congreso.

Del Río también recordó que legalmente los políticos que asumen puestos públicos no están obligados a renunciar a sus bienes o empresas de su propiedad, como ocurrió con su compañía que quedó a cargo de su socio.

Con esta sustentación legal, el abogado de Kuczynski trató de demostrar que su cliente no ha incurrido en actos dolosos ni actos incompatibles con sus funciones de ministro de Estado durante el gobierno de expresidente Alejandro Toledo (2001-2006).

El presidente peruano enfrenta precisamente un proceso de vacancia (destitución) en el Congreso de su país, alentado por la oposición política, que alega una "permanente incapacidad moral" por sus presuntos vínculos con Odebrecht.

La solicitud de vacancia, admitida por el pleno del Parlamento el jueves pasado, estableció como fecha para el debate de esta moción el próximo 22 de marzo, durante el cual el gobernante peruano ejercerá su defensa.