Asunción. “Habría que ver legalmente si el Presidente debe renunciar meses antes para candidatarse a la senaduría, si ese es el marco legal y si está la decisión de que él encabece, seguramente se hará así”, indicó Hugo Richer, titular de la Secretaría de Acción Social y dirigente del Frente Guasu.

“Por supuesto, hay que tener todas esas cosas en cuenta, probablemente se va a analizar todo eso dentro del Frente Guasu en su momento y también el presidente Lugo lo analizará”, indicó, por su parte, Carlos Filizzola, ministro del Interior, consultado si consideran que existen inconvenientes legales en que el Presidente se candidate a senador aún estando en ejercicio.

En las elecciones de 2008 se registró un caso casi similar con la intención del ex presidente Nicanor Duarte Frutos de encabezar la lista del Senado por la ANR, donde el Mandatario en ese momento presentó su renuncia al Congreso, pero el Parlamento no le dio curso.

Duarte Frutos fue elegido senador y habilitado a asumir el cargo por una orden de la Corte Suprema de Justicia y el aval del Tribunal Superior de Justicia Electoral, aunque a último momento no pudo hacerlo, ya que la Cámara de Senadores se negó a tomarle juramento.

Tanto Richer como Filizzola coincidieron en que la jurisprudencia le habilita a asumir en el caso de que sea elegido, esto siempre sujeto a una coyuntura en el Senado que habilite el juramento.

“Cuando estamos hablando de la candidatura de Lugo, no estamos hablando de la legitimidad política de su candidatura, estamos hablando del marco legal, y si hablamos del marco legal es porque realmente tenemos en cuenta la viabilidad legal de esa candidatura”, indicó Richer, diciendo que si el Presidente decide candidatarse, se acogerá a lo que dicta la Carta Magna.

Filizzola coincidió con Richer en indicar que la postulación de Lugo al Senado aún no está definida, que primero se deberá definir en el Frente Guasu y luego ver la decisión de Lugo, quien tiene la “última palabra”.