Buenos Aires. El presidente de Argentina, Mauricio Macri, resaltó este lunes que la construcción de "un Estado transparente que esté al servicio de las personas es algo fundamental para combatir y prevenir la corrupción".

Macri formuló estas declaraciones en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto durante un acto de entrega de las recomendaciones elaboradas por el Civil 20 (C20), uno de los equipos de trabajo del G20 compuesto por representantes de la sociedad civil.

"Desde la Argentina asumimos un fuerte compromiso con esta agenda y los resultados están a la vista", afirmó Macri, quien confió en que la presidencia argentina del G20 durante 2018 "será un éxito si continuamos trabajando juntos para enfrentar colectivamente los desafíos globales del siglo XXI".

Los comentarios del presidente argentino se realizaron mientras la Justicia federal lleva a cabo una serie de investigaciones contra varios exfuncionarios por presuntamente haber recibido sobornos de los contratistas de obras públicas.

Macri recibió del C20 un paquete de políticas con recomendaciones, proceso que involucró a más de 600 organizaciones no gubernamentales de más de 40 países. 

La pesquisa está a cargo del juez federal Claudio Bonadio, quien citó a declarar a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) para el 13 de agosto y ordenó la detención de varios ex funcionarios y empresarios de la construcción.

Macri subrayó además que "ya hemos transitado más de la mitad de la Presidencia del G20 y la verdad es que estamos entusiasmados con el trabajo".

"Los avances que estamos logrando juntos son importantes, y también estamos contentos de que los miembros del G20 han ampliamente apoyado nuestras prioridades, debatiendo temas y proponiendo pasos concretos".

Dijo además que "cada reunión es un paso más hacia la Cumbre de Líderes", que se realizará en Buenos Aires el 30 de noviembre y el 1 de diciembre próximos y que "va a ser la primera que tenga lugar en Sudamérica, una región que tiene la vocación de aportar su visión".

"Tenemos nuestras aspiraciones de avanzar hacia lo que todos queremos, que es un desarrollo equitativo y sostenible", agregó el jefe de Estado, que puntualizó que Argentina preside el G20 "con el espíritu de ser un mediador de buena fe, fomentando el consenso en el marco de una discusión amplia y plural, porque queremos seguir demostrando nuestro compromiso con la cooperación internacional, el multilateralismo, la gobernanza global y este sin duda es un momento clave para mostrarla".

Macri recibió del C20 un paquete de políticas con recomendaciones, proceso que involucró a más de 600 organizaciones no gubernamentales de más de 40 países.