Caracas. El presidente venezolano, Nicolás Maduro, denunció que detrás del asesinato del diputado socialista Robert Serra, y su compañera, María Herrera, se encuentran "factores de la derecha internacional, aliados a poderes imperiales y al paramilitarismo colombiano".

"Yo lo denuncie y aquí lo ratifico, grupos terroristas alimentados por factores de la ultraderecha venezolana y grupos paramilitares colombianos están detrás de planes para llevar violencia en nuestro país", expresó la noche del jueves el jefe de Estado.

El mandatario hizo las declaraciones desde la sede de la Asamblea Nacional, donde se llevan a cabo las exequias de los líderes juveniles, asesinados el miércoles.

Maduro manifestó que los autores de este crimen, al cual consideró "premeditado y calculado", forman parte del sector que estuvo detrás del asesinato en el año 2004, del ex fiscal Danilo Anderson, y diez años después, del homicidio del ex presidente del Concejo Municipal de Caracas, Eliécer Otaiza.

Destacó las gestiones del Ministerio Público y los organismos de seguridad respectivos, al señalar que gran parte de los miembros de la banda que asesinó a Otaiza, han sido capturados y puestos tras las rejas. Aseguró en este sentido, que una vez definidos los detalles del homicidio de Serra y Herrera, se aplicará la justicia.

"Justicia debe haber en contra de estos criminales, pero la justicia más grande que puede haber es que esta revolución se consolide, la cual debemos garantizar con nuestras propias vidas", precisó Maduro.

El presidente venezolano apuntó que recientemente fueron desarticulados y capturados cuatro grupos distintos "que venían a llenar de violencia y hacer atentados en el centro del país".

Se refirió igualmente al caso del joven de ultraderecha, Lorent Gómez Saleh, actualmente privado de libertad, y su participación en los planes conspirativos y desestabilizadores en contra de Venezuela.

"Lorent Saleh, se llama un fanático de la derecha que estaba siendo entrenado en Colombia, y los agarramos con las pruebas en la mano", precisó el primer mandatario.

Asimismo, el presidente Maduro, rechazó los mensajes de condolencias emitidos por algunos grupos de la oposición venezolana "moderada", a los que calificó de "hipócritas", y aseguró que este sector siempre acostumbra a aprovecharse de las circunstancias difíciles de la República.

4922

"En los primeros minutos que sale esta información, salen a decir que es el hampa común, algunos de ellos salen a sacar cosas, inclusive que son denigrantes de la dignidad, y el dolor de todo un pueblo", dijo.

Sobre este particular, el jefe de Estado invitó a la oposición venezolana a deslindarse de las acciones violentas perpetradas por grupos terroristas, que a su juicio, se enmascaran en movimientos políticos legales.

"Cuanto hace falta de valentía para que salgan con un poco de honor condenando el asesinato de Robert Serra", comentó el mandatario, al tiempo que indicó que "no hay medias tintas, o estás con la violencia, con los sicarios, con los paramilitares, o estás con la democracia y con la vida".

Nicolás Maduro anunció la instalación de núcleos de la Misión Jóvenes de la Patria "Robert Serra", en las Bases de Misiones Socialistas que actualmente se erigen en las comunidades más vulnerables del país, así como en los nuevos urbanismos construidos por la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Sostuvo que con esta iniciativa, el pueblo y el gobierno venezolano buscan multiplicar el pensamiento y obra del legislador socialista y de su compañera, los cuales consideró como un ejemplo para la juventud de la Patria.

"Desde mañana convoco a los jóvenes, a unirse a los Misión Jóvenes de la Patria 'Robert Serra' para que hayan muchos Robert Serra, para que se multipliquen" alegó el mandatario nacional.

También reiteró su llamado a la población venezolana, para que en las próximas elecciones parlamentarias del 2015, la mitad de los diputados y diputadas electos sean jóvenes menores de 30 años. "Para que vengan decenas de Robert, cientos de Marías", expresó.

Por último, el jefe de Estado pidió la colaboración de toda la población para localizar a los autores del crimen contra Serra y su esposa.

"Trabajemos junto con los organismos de inteligencia y logremos dar con los asesinos de Robert Serra, logremos disiparlos, localizarlos, es una batalla de todo el pueblo", concluyó el presidente.

Robert Serra, de 27 años de edad, oriundo de Maracaibo, estado Zulia, era considerado el diputado más joven del país suramericano. Se desempeñó desde temprana edad como líder juvenil, participando en instancias como la Comisión Presidencial del Poder Popular Estudiantil en junio del año 2007.

Su asesinato fue confirmado en la madrugada del pasado miércoles, por el ministro para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, quien después de las primeras investigaciones, aseguró que su homicidio no se trató de un hecho fortuito, por el contrario, obedeció a una "macabra encomienda".

Los restos mortales de Robert Serra y María Herrera, están siendo velados en una Capilla Ardiente instalada en el Salón Elíptico del Palacio Federal Legislativo, sitio al que han acudido miles de venezolanos y venezolanas a darles el último adiós.

Asimismo, funcionarios miembros del gabinete ministerial, dirigentes del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv) y figuras de la política nacional, realizaron guardias de honor a los jóvenes combatientes.