Tegucigalpa. En su primer encuentro oficial en la residencia Los Pinos, el presidente mexicano Felipe Calderón se comprometió con el presidente de Honduras, Porfirio Lobo Sosa, a gestionar el pronto reintegro de Honduras a la OEA.

El compromiso fue asumido en el marco de una visita de Lobo Sosa a tierras aztecas cuando fue invitado a participar en los festejos del bicentenario de la independencia y el centenario de la revolución mexicana junto a la primera dama, Rosa Elena Bonilla.
Calderón expresó que Honduras debe estar integrada al concierto de las naciones, por lo que el reingreso del país a dicho organismo hemisférico es algo que se debe hacer sin contratiempos.

Durante la reunión ambos presidentes acordaron dialogar con todos los países para que el retorno de Honduras a la OEA sea lo más pronto.

Lobo reiteró que la comunidad internacional debe entender que no se castiga a un gobierno en particular, pues quien sufre las consecuencias es el pueblo hondureño que solo desea vivir en paz y tranquilidad.

Seguridad. Sobre la masacre contra 72 migrantes en el estado de Tamaulipas, entre ellos al menos 20 hondureños que salieron en búsqueda del sueño americano, el presidente de México expresó sus muestras de solidaridad por lo ocurrido a la vez que se comprometió a esclarecer en el menor tiempo posible el hecho que ha sido condenado por diversos organismos a nivel internacional.

En la reunión, Calderón informó a Lobo Sosa que ya existen avances en el proceso de investigación y que en el menor tiempo se darán detalles para que sean del conocimiento de la población de los países de donde eran originarios los migrantes asesinados en territorio mexicano.

"Lo idóneo es que todos se queden en nuestro país, para lograr eso estamos trabajando en programas de generación de empleo para todos y eso lo vamos a lograr con mayor inversión en distintas ramas, para eso trabajamos, para llevar mejores condiciones de vida a nuestros compatriotas", subrayó Lobo.

Indicó que tanto México como Honduras pondrán en ejecución diversos programas que darán seguridad a los migrantes que salen en busca de mejores condiciones de vida para sus familias.

Maras. En su visita, Lobo también sostuvo acercamientos con el presidente de Guatemala, Álvaro Colom, con quien dialogó sobre la seguridad de la región, el combate al narcotráfico y el crimen organizado y la puesta en marcha de un programa que combata el flagelo de las maras o pandillas.

Asimismo, conversó con el secretario de la OEA, José Miguel Insulza, con quien abordó el tema del reintegro de Honduras a ese organismo.

"Ya todo en el caso de la OEA se ha realizado, sólo falta esperar el reingreso de nuestro país a ese organismo, es importante decir que el gobierno ha puesto en marcha su propia agenda que nos indica que debemos dar respuesta inmediata a los principales problemas que afectan a nuestros compatriotas y eso estamos haciendo. Estoy seguro que retornaremos al seno de la OEA", puntualizó el mandatario hondureño.