México D.F. El presidente de México, Felipe Calderón, dijo este martes que está dispuesto a modificar la estrategia de su gobierno contra los cárteles de las drogas, criticada por la rampante ola de asesinatos que ha generado.

En todo el país más de 28.000 personas han muerto por la guerra del narcotráfico desde que Calderón asumió en diciembre de 2006, incluso civiles inocentes. La estrategia del gobierno lleva más de tres años y medio y en ella participan decenas de miles de militares y policías.

"Sé que la estrategia también ha sido cuestionada y mi gobierno ha estado y está en la mejor disposición de revisarla, fortalecerla y rectificarla si es necesario", dijo Calderón al reunirse con líderes de partidos políticos a quienes convocó para revisar su lucha contra el narcotráfico.

En medio de una escalada de la violencia, los sicarios de la droga han utilizado últimamente nuevas tácticas para enfrentar a las fuerzas de seguridad, como hacer estallar coches bomba, mientras que el hallazgo de cuerpos decapitados y mutilados es algo común.

"Lo que pido simplemente a los actores políticos y sociales son ideas claras y propuestas precisas acerca de cómo debe mejorarse la estrategia", agregó.

Calderón pidió además a los partidos aprobar en el Congreso reformas pendientes dirigidas a mejorar el combate a los cárteles de las drogas.

Analistas han dicho que el gobierno está obligado a rectificar su estrategia en contra del narcotráfico a fin de garantizar el desarrollo de elecciones estatales del próximo año y las presidenciales de 2012.