México D.F. El presidente de México, Felipe Calderón, dijo que instruyó al secretario de Hacienda y Crédito Público, Ernesto Cordero, para que trabaje en el diseño de una nueva política en contra del lavado de dinero.

En esta tarea, también pidió la colaboración del gobernador del Banco de México, Agustín Carstens.

Calderón explicó que hay “dificultad” para detectar las finanzas provenientes del crimen organizado.

Afirmó que “estimo y coincido en que requerimos dar un salto en la materia, las unidades especializadas, la Unidad de Lavado de Dinero concretamente de la secretaría de Hacienda, ha tenido una actividad mucho mayor a la de otras épocas, pero también el desafío que hoy enfrentamos es considerablemente mayor al que se ha tenido en el país”.

El mandatario reconoció que es complejo conseguir expertos en materia financiera que arriesguen incluso su vida para detectar los fondos que provienen de las actividades del crimen organizado, dijo El Economista.

De hecho, en este ámbito se enfrenta una problemática particular, pues los profesionales del área tienen oportunidades de trabajo donde pueden tener remuneraciones tres o cuatro veces mayores que en el gobierno federal.

Por su parte, el presidente nacional del PRD, Jesús Ortega, dijo que el Estado debe atacar “las redes financieras poderosas” beneficiadas por el tráfico de drogas.

Indicó que “hay millones de billones de dólares cada año producto del negocio del narcotráfico, este dinero júrenlo, no se encuentran dentro de los colchones de los capos o de sus sicarios, la inmensa mayoría de este dinero se encuentra en bancos, en instituciones financieras de México, Estados Unidos y otros países”.

La Justicia. Asimismo, Felipe Calderón señaló que un desafío del país es evitar que los funcionarios del Poder Judicial sean objeto de la amenaza o la cooptación.

Sostuvo que “sé que la tarea que realizan no ha sido ni son fáciles. Soy consciente, además lo he sabido, de que algunos servidores públicos de los poderes judiciales han sido amenazados e incluso agredidos por los criminales”, señaló El Universal.

En este contexto señaló que “con pleno respeto a la división de poderes, el Ejecutivo ofrece compartir al Poder Judicial información de inteligencia que contribuya a combatir la corrupción y prevenir amenazas y desde luego, trabajar al máximo de nuestras capacidades por preservar la integridad de los miembros del Poder Judicial y asegurar condiciones de certeza y seguridad personal y familiar que les permita desempeñar con la libertad que requieren su delicado deber".