México D.F. El presidente de México, Felipe Calderón, presentó al Senado un proyecto que busca modificar el fuero militar y excluir de la jurisdicción de la justicia castrense los delitos de desaparición forzada de personas, la tortura y la violación.

Explicó que con ello se busca armonizar la legislación interna con lo establecido en la Convención Americana sobre Derechos Humanos y la Convención Interamericana sobre Desaparición Forzada de Personas.

Los delitos especificados estarán bajo la competencia de los tribunales del fuero federal, informó El Universal de México.

En la iniciativa se indica que los militares sujetos a proceso “deberán permanecer en prisiones militares y no podrán considerarse como tales los buques, cuarteles u oficinas militares” para reguardar su integridad física y “evitar que pudieran ser persuadidos para participar en los intereses de la delincuencia organizada”.

Las penas privativas de libertad serán pagadas en la prisión militar o cárceles del orden común o federal que determine la autoridad militar competente.

La propuesta sugiere incorporar el fax y el correo electrónico para las denuncias.

El mandatario planteó que la Policía Ministerial Militar esté encargada de proteger a víctimas, ofendidos, jueces, magistrados, agentes del Ministerio Público Militar y de la policía en general en los casos que exista riesgo objetivo para su vida e integridad corporal.