México D.F. El presidente de México, Felipe Calderón, afirmó que el país requiere de un sistema de justicia mejor articulado. “La acción de la criminalidad y la acción de la violencia está mucho más allá de los ámbitos propios de lo que es el problema de justicia penal”, señaló.

Advirtió que la reforma penal no es por sí misma una solución a la “grave problemática de delincuencia y de inseguridad”, informó El Universal.

Si bien indicó que tiene muchas ventajas, dijo que también existen algunos riesgos, “por ejemplo, cuando los juicios se desahogan de manera oral, y no tenemos ministerios públicos que sean capaces de articular casos sólidos ante los jueces, de nada sirve”.

En este sentido criticó que al implementar la reforma, con el sistema de oralidad, las declaraciones sólo son válidas si se hacen ante un juez.

Ejemplificó ello en el caso de Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, cuyas palabras “que fueron grabadas ante la policía y no ante un ministerio público, no tienen validez, es decir, no son la prueba que se exhibe ante un juez. (Pues) Seguramente en el proceso sus abogados le recomendarán que ya no diga lo que está diciendo o que no reconozca lo que verdaderamente hizo”, dijo Calderón.