México D.F. “No hay grandes cambios que no impliquen costos. En el servicio público uno tiene que estar preparado para pagar esos costos”, afirmó el presidente de México, Felipe Calderón, al admitir ante graduados de la Escuela Kennedy de la Universidad de Harvard que como jefe de Estado ha debido tomar decisiones con alto costo político.

Explicó que “a veces tomar las decisiones correctas significa pagar costos a largo plazo para alcanzar metas a largo plazo, pero créanme que esto es considerablemente mejor que pagar los costos de largo plazo para alcanzar metas de corto plazo”.

Agregó que también existe la opción de no enfrentar los problemas e ignorar las “terribles consecuencias para la gente y a cambio obtener el máximo de beneficios de corto plazo”, indicó El Universal.

Bajo esta premisa, se manifestó satisfecho por buscar “un cambio profundo en México”. “Hemos llevado a cabo reformas que fueron ignoradas por décadas a causa de diversos intereses políticos”, enfatizó.

Particularmente sobre el combate al crimen organizado que lleva adelante su gobierno, afirmó que “pudimos no haber interferido con ellos, dejándoles incrementar su poder (…) pero al combatir a los criminales tomamos la mejor decisión”.

En el plano económico afirmó que “al preservar la estabilidad macroeconómica tomamos la decisión correcta”. Añadió que el país goza de estabilidad financiera, crecimiento y genera empleos.