Viña del Mar. Excelsior. Presidente Enrique Peña Nieto expresó en conferencia de prensa en Chile que para su administración es una prioridad proteger los derechos de los trabajadores de Oceanografía, los que se han visto claramente afectados por las investigaciones que se siguen contra la empresa.

El mandatario, que se encuentra en las actividades de asunción de Michelle Bachelet, subrayó que "las acciones que se han tomado buscan esclarecer la situación laboral, ordenando y sobre todo apoyando a los trabajadores pues se encuentran en una condición difícil".

La empresa cuenta con una plantilla de 7.800 trabajadores distribuidos en sus diversas oficinas, muchos de los cuales el sábado pasado se reunieron para iniciar una protesta permanente, hasta obtener respuestas de las autoridades sobre el pago de sus salarios.

Unos mil trabajadores de la empresa se reunieron en las afueras de la empresa, bloqueando el acceso al puerto Laguna Azul, para demandar el pago de sus salarios retenidos la pasada quincena.

El senado mexicano estudia la posibilidad de generar una comisión investigadora, que permita conocer los detalles de cómo la empresa logró armar sus redes de angaño. De hecho, el diputado federal Ricardo Anaya celebró tal posibilidad: “lo deseable es que sigamos viviendo en un Estado de derecho”.

Sostuvo que las autoridades competentes deben investigar a fondo el caso, "caiga quién caiga y sea del partido que sea".