Pisiga. El presidente Evo Morales anunció este jueves una mayor inversión económica en las zonas fronterizas del país, para mejorar la calidad de vida de la población que habita esos lugares y sentar soberanía.

"Decirles que las ministras y ministros tienen una instrucción de hacer mayor inversión en las fronteras, las fronteras no pueden estar abandonadas ", declaró durante la inauguración del mercado ferial en esa zona fronteriza ubicada en el departamento de Oruro.

En ese entendido, convocó a los alcaldes a presentar proyectos para que el gobierno los financie y recordó que inaugurar obras en esas regiones trae bastante satisfacción.

Morales saludó también la construcción del tramo carretero Huachacalla - Pisiga, el mismo que debía inspeccionar esta jornada.

En tanto resaltó que gracias a la nacionalización de los hidrocarburos, Bolivia pasó de ser un Estado mendigo a uno digno con capacidad de edificar este tipo de vías que integran al país.

El jefe de Estado anunció que en la línea de mejorar los ingresos para el Tesoro General de la Nación, que benefician a la población boliviana, el siguiente año se contará con cerca de US$1.000 millones al año, como resultado de la puesta en marcha de la planta de separación de líquidos ubicada en Yacuiba y que se halla en construcción.

Asimismo manifestó que la planta de Río Grande rentará US$350 millones al año cuando esté en funcionamiento.