La Haya. El presidente de Bolivia, Evo Morales, volvió a referirse a la nueva jornada de alegatos orales en la Corte Internacional de Justicia de La Haya, sobre la demanda de su país contra Chile para negociar una salida al mar.

Como ha sido la tónica de la última semana, Morales reiteró que la salida soberana al mar es una aspiración histórica de Bolivia, que ha permanecido intacta en estos 139 años y que esperan obtener un buen resultado en La Corte.

“El pueblo boliviano ha caminado su ruta hacia el mar sin cansancio y con plena fe, un pueblo que permanece unido puede absolutamente todo. El retorno de Bolivia al mar no solo es posible, sino es inevitable”, señaló en su discurso Morales.

De acuerdo a Morales, la demanda boliviana no busca una revisión del Tratado de 1904, que a su juicio fue impuesto y ha sido incumplido por Chile, aseverando que “no garantiza paz ni amistad”.

“La demanda boliviana que ha sido defendida en los últimos días, no busca la revisión del tratado de 1904, y ha demostrado tres razones incuestionables”, declaró el presidente boliviano.

Fuera de reiterar la demanda boliviana, Morales también afirmó que pretendía una nueva relación Chile y que esperaba, que una vez concluido el proceso en la Corte, se puedan generar nuevos diálogos entre los países.

“Venimos a esta Corte a establecer puentes de entendimiento y no muros de enfrentamiento (..) Quiero asegurar al pueblo chileno que una solución definitiva al enclaustramiento boliviano traerá como contraparte la más amplia apertura de soluciones que nos lleven a una victoria conjunta y a constituirnos en modelo para el mundo, sin perdedores ni ganadores”, agregó el presidente altiplánico.

Morales leyó este discurso a las afueras del Palacio de La Paz en Santiago, luego que Bolivia efectuara su última ronda de alegatos orales ante la Corte. Esta etapa concluirá este miércoles con la respuesta de Chile.