El presidente Obama junto a la primera dama, la primera dama, Michelle Obama, ofrecieron sus condolencias al pueblo japonés después del terremoto de magnitud 8,9 grados Richter y posterior maremoto que azotó a la costa noroeste de Japón.

"Enviamos nuestras más profundas condolencias al pueblo de Japón, particularmente a aquellos que han perdido seres queridos en el sismo y el tsunami", dijo el presidente, consignó agencia AFP.

Además el mandatario dijo estar listo para ayudar a la nación nipona, ya que son fuertes los lazos que unen a Estados Unidos con esa nación: “la amistad y la alianza entre nuestras dos naciones son inquebrantables ”, expresó el mandatario.