Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, retomará este viernes sus actividades oficiales luego de una cirugía menor que le obligó a tomar un día de reposo, informó este jueves una fuente oficial.

Lugo, de 59 años, fue sometido este miércoles a una cirugía para extirparle un ganglio en la zona inguinal en un hospital privado de la capital. Tras la intervención sus médicos le indicaron reposo parcial hasta el lunes para evitar molestias y permitir que la herida cicatrice correctamente.

No obstante el mandatario, quien recibió a sus principales colaboradores en la residencia presidencial este jueves, decidió adelantar el reinicio de sus actividades.

"El día de hoy (Lugo) despachó normalmente desde la residencia presidencial y mañana estará en palacio de gobierno", dijo a periodistas Emilio Camacho, asesor jurídico de la presidencia, tras reunirse con el mandatario.

Lugo, quien había sido sometido a una cirugía prostática a comienzos de enero, recibió más temprano a su médico cabecera Néstor Martínez quien señaló que el mandatario está "muy bien, tranquilo y muy animado".

"Se está moviendo como en un día normal, sin restricciones. Demasiado bien está. Está con visitas, caminando y haciendo sus actividades dentro su oficina", dijo Martínez a periodistas.

Lugo, un ex obispo católico que lidera una coalición de centroizquierda, asumió el cargo el 15 de agosto de 2008 y culminará su mandato en 2013. Su elección puso fin a las seis décadas de gobierno del conservador partido Colorado.