Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, debe someterse en dos semanas a pruebas de ADN para determinar la paternidad de un niño de dos años, dijo este martes la mujer que lo demandó y que confía que el reciente diagnóstico de cáncer del mandatario no afecte los exámenes.

Hortensia Morán asegura que su pequeño es fruto de una relación con el presidente, un ex obispo católico de 59 años que padece de un linfoma maligno y se encuentra actualmente en Brasil practicándose estudios médicos.

"Después de un largo trayecto salió el oficio de la jueza donde se ordena la prueba de ADN el 24 de agosto a las 8 de la mañana", dijo Morán a la radioemisora asuncena Uno.

El análisis se hará en tres laboratorios de Paraguay en forma simultánea, dijo Morán, quien luego de haber retirado una demanda contra Lugo, la inició nuevamente hace algunos meses patrocinada por el estudio jurídico de un diputado opositor.

En abril de 2009, Lugo reconoció ser el padre de un niño que fue concebido cuando aún era obispo. Además de Morán, otra mujer entabló una demanda de filiación contra el mandatario pero luego la retiró.

Los escándalos afectaron la popularidad de Lugo, un socialista de 59 años que acabó con más de seis décadas de gobierno del derechista Partido Colorado y ha tenido dificultades para gobernar con un Congreso hostil y un Poder Judicial que no ha conseguido reformar.

El presidente cumplirá la próxima semana dos años en el cargo en medio de una batalla contra el cáncer linfático que sus médicos aseguran es tratable con sesiones de quimioterapia y lo cual no afectaría mayormente su actividad.

Un diagnóstico más detallado se dará a conocer esta semana tras las pruebas efectuadas en Brasil.

Morán dijo que los problemas de salud del presidente no deberían ser un impedimento para que se practique la prueba.

"Creo que al contrario, le va a hacer bien porque muchas veces los errores que vamos cometiendo afectan nuestra salud. Creo que él tiene que aprovechar esta oportunidad que le regala Dios", sostuvo.

El abogado de Lugo y único autorizado para comentar el asunto no se encontraba inmediatamente disponible para declarar.