Asunción, EFE. El presidente de Paraguay, Federico Franco, tildó este viernes de "disparate" que alguien pretenda que no entregará el poder al vencedor de las elecciones del próximo domingo en el país.

"Sea quien sea, del signo político que sea, vamos a entregar la Presidencia de la República", reiteró este viernes Franco en un discurso tras inaugurar un estadio de fútbol en la localidad de Coronel Oviedo, a unos 130 kilómetros al este de Asunción.

En declaraciones transmitidas en directo por la Radio Nacional, Franco aseveró que cooperará con los vencedores de los comicios hasta la toma de posesión del futuro presidente, el 15 de agosto próximo.

En su último mitin de campaña, el opositor colorado Horacio Cartes, al que las encuestas dan como favorito, reiteró los temores de que pueda pasar lo contrario.

Cartes tiene como principal rival por la Presidencia a Efraín Alegre, candidato del gobernante Partido Liberal.

El colorado pidió a los liberales que "tengan un poco de dignidad" y asuman su segura derrota el próximo domingo, según un comunicado del mitin de anoche difundido hoy por su plataforma electoral.

"Así como el Partido Colorado entregó democráticamente el poder hace cinco años, asimismo que Federico Franco no pierda toda su dignidad y el 15 de agosto entregue el bastón de mando presidencial a Horacio Cartes como corresponde en democracia", demandó.

El Partido Colorado, que sustentó la dictadura de Alfredo Stroessner (1954-89), siguió ganando las elecciones en democracia hasta abril de 2008, cuando Fernando Lugo triunfó al frente de una alianza de liberales y grupos de izquierda.

El próximo día 21, 3,5 millones de paraguayos están convocados a las urnas para elegir a sus nuevos presidente y vicepresidente, miembros del Parlamento bicameral y del Mercosur, y autoridades departamentales.