Asunción. El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, fue dado de alta este miércoles, cuatro días después de haber sido internado de urgencia por una trombosis en el hospital Sírio-Libanés de Sao Paulo, dijo el centro médico en un comunicado.

El mandatario, quien está recibiendo tratamiento por un cáncer linfático diagnosticado este año, llegará el mismo miércoles en la tarde a su país, según un comunicado de la presidencia de Paraguay.

"El paciente está en buenas condiciones clínicas para volver a Paraguay", afirmó la oficina de prensa del centro médico brasileño.

"La información médica fue entregada por el equipo tratante", añadió.

Lugo llegó a Brasil el sábado para ser atendido de emergencia por lo que se sospechaba inicialmente como una dolencia por una infección de garganta, que podía propagarse a los pulmones y ponerlo en riesgo vital.

Sin embargo, exámenes posteriores comprobaron que el líder paraguayo sufría de una trombosis en la vena cava superior.

La trombosis probablemente haya sido una consecuencia del tratamiento de quimioterapia al que está siendo sometido para superar el linfoma no Hodgkin que padece.