Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, fue sometido este miércoles a una cirugía para extirparle un ganglio en la zona inguinal, permanecerá hospitalizado parte del día y luego guardará reposo en su residencia, informó uno de sus médicos.

Lugo, de 59 años y quien había sido sometido a una cirugía prostática a comienzos de enero, tenía pendiente la intervención desde la semana pasada pero la había pospuesto para cumplir con compromisos de Estado, dijo a periodistas el urólogo Cayo Estigarribia.

"Va a estar unas horas, como es un procedimiento que hacemos con una anestesia leve, va a estar de 3 a 4 horas internado y después ya va a la casa", dijo Estigarribia.

"Extirpamos el ganglio y vamos a hacer el estudio, que es exclusivamente de rutina pero considerando la investidura del señor presidente es importante tomar todos los recaudos, las precauciones", agregó.

Un comunicado de la presidencia divulgado más temprano dijo que Lugo había sido hospitalizado para un control médico en el Sanatorio Italiano de Asunción, sin dar mayores detalles sobre su estado de salud.

A la clínica llegaron la hermana del mandatario y primera dama, Mercedes Lugo, y la ministra de Salud, Esperanza Martínez.

El médico dijo que Lugo estaba siendo tratado con analgésicos y antibióticos y que tenía una hidratación parenteral exclusivamente para que le sean administrados los medicamentos.

"Es una pequeña incisión en la zona superior del muslo, puede tener algún dolor, demorar algunos días. Hoy (miércoles) y mañana tiene indicado reposo para evitar molestias y para que la herida cicatrice correctamente. Un reposo relativo sin necesidad de estar acostado", explicó.

Lugo viajó el martes a Argentina para asistir a la cumbre de presidentes de la unión aduanera Mercosur pero no tenía previsto participar en las ceremonias de asunción del nuevo presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, este fin de semana.