Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, fue hospitalizado temprano este viernes en una clínica privada de Asunción, donde se someterá a su segunda sesión de quimioterapia para tratar un cáncer linfático, informó uno de sus médicos.

Está previsto que el tratamiento, en el que se le suministran los medicamentos por vía endovenosa, concluya cerca del mediodía y que Lugo descanse el resto del día y el fin de semana en la residencia presidencial, dijo a Reuters el hematólogo Alfredo Boccia.

"Él está tranquilo y sin molestias. Saldrá de alta antes del mediodía", dijo Boccia.

Lugo, de 59 años, fue recientemente diagnosticado con linfoma no Hodgkin con afectación ósea, un tipo de cáncer que afecta al sistema linfático. El presidente, de 59 años, tuvo su primera sesión de quimioterapia en Brasil, adonde viajó a mediados de agosto para confirmar el diagnóstico.

El presidente tiene por delante otras cuatro sesiones que se administrarán aproximadamente cada tres semanas, pero aseguró que la enfermedad no interferirá en sus funciones como jefe de Estado. Los médicos aseguran que el linfoma es altamente curable.