Montevideo. El presidente de Paraguay, Horacio Cartes, firmó hoy el decreto que promulga la ley para restituir 14.400 hectáreas a la comunidad indígena Sawhoyamaxa, en cumplimiento de una sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Para formalizar la promulgación aún restan las rúbricas de los ministros del Interior y de Educación, que se concretarán a lo largo de esta jornada, informó la agencia estatal IP, citada por los medios en Asunción, la capital paraguaya.

El Estado paraguayo se encamina así a cumplir la sentencia de la CIDH de 2006 que obligaba a devolver las tierras ubicadas en el departamento de Presidente Hayes, al noroeste de Asunción.

La ley en favor de los Sawhoyamaxa fue aprobada en abril por el Senado y ratificada el mes pasado por la Cámara de Diputados.

En el debate parlamentario se argumentó que los indígenas vivían en las tierras reclamadas en el límite oriental de la región del Chaco desde antes de la constitución de la República del Paraguay.

También se destacó que con la restitución se "hace justicia" y "reconoce la prevalencia" de la corte internacional sobre "los derechos de los nativos".

Los indígenas iniciaron el reclamo judicial en 1991 y 15 años después obtuvieron una sentencia favorable de la CIDH, que condenó al Estado paraguayo por violar los derechos de propiedad colectiva de sus tierras.

La sentencia de la CIDH otorgaba 3 años de plazo para restituir las tierras que reclaman 150 familias.

Además, el dictamen del tribunal obliga al Estado a ofrecer asistencia en salud y educación y suministrar casi un millón de dólares estadounidenses para proyectos de desarrollo de la comunidad Sawhoyamaxa.