Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, se someterá a una serie de exámenes médicos este miércoles en Brasil como parte de un control tras un tratamiento con quimioterapia contra el cáncer, informó una fuente oficial.

Lugo, quien se encuentra en Brasil desde el domingo haciendo una pausa en sus actividades, acudirá al hospital Sirio-libanés de Sao Paulo para los chequeos que continuarían hasta el jueves, dijo la agencia oficial de noticias IPParaguay.

El mandatario, de 59 años, fue diagnosticado en agosto de un cáncer linfático con compromiso óseo pero los linfomas tuvieron una remisión completa luego del tratamiento con quimioterapia que se extendió por cuatro meses. Deberán pasar dos años antes de que los médicos lo declaren curado.

Lugo recibirá la primera dosis de una medicación que utilizará por varios meses, pero no permanecerá internado en el hospital de Sao Paulo donde se realizó varias sesiones de quimioterapia y al que fue trasladado de emergencia en octubre por una trombosis, en el peor momento de su tratamiento.

La agencia oficial dijo que en Brasil, Lugo recibió el llamado de su colega de México, Felipe Calderón, quien le informó sobre la detención del presunto agresor del futbolista paraguayo Salvador Cabañas, José Jorge Balderas, la semana pasada.

Cabañas, un ídolo del club América y de la selección paraguaya, recibió un disparo en la cabeza el año pasado tras una discusión con Balderas en un bar de la capital mexicana cuando estaba en el mejor momento de su carrera. El futbolista sobrevivió al atentado.