Asunción. El presidente paraguayo, Fernando Lugo, se someterá este viernes a su cuarta sesión de quimioterapia para tratar un cáncer linfático, a casi dos semanas de haber sido hospitalizado de urgencia por una trombosis.

Un comunicado de la presidencia dijo que Lugo realizará el tratamiento en el sanatorio Migone de Asunción, el mismo en el que estuvo internado en dos oportunidades desde que fue diagnosticado con linfoma no Hodgkin en estado clínico avanzado hace dos meses.

El presidente de 59 años será hospitalizado temprano en la mañana y luego se trasladará a la residencia presidencial donde descansará el fin de semana.

Lugo estuvo internado en Asunción hace dos semanas y luego fue trasladado a una unidad de cuidados intensivos en un hospital de Sao Paulo en Brasil, para tratarse un coágulo en la vena cava superior.

La enfermedad del presidente elevó la polémica sobre si tendría la fortaleza para seguir gobernando hasta culminar su mandato de cinco años en 2013. Pero el mandatario dijo al regresar de Brasil que recuperaría el tiempo perdido cuando culmine el tratamiento en diciembre.

Sus médicos han asegurado que los últimos estudios realizados al mandatario no detectaron los nódulos iniciales, lo que indica que la enfermedad está retrocediendo.