El gobierno de Federico Franco confirmó que se tomarán medidas luego de confirmarse que el canciller venezolano, Nicolás Maduro, promovió un levantamiento de las Fuerzas Armadas (FF.AA.) de Paraguay a favor de Fernando Lugo.

Durante una visita al despacho del nuevo vicepresidente, Óscar Denis, Franco fue abordado sobre la confirmación de que Maduro arengó a los jefes militares para que respondieran ante el juicio político y defendieran a Lugo.

“Lo que ocurrió fue delicado. El país estaba atravesando momentos cruciales. Vamos a tomar medidas institucionalmente, ajustados a las leyes”, anunció el gobernante.

Al ser consultado respecto a la respuesta formal que se dará a Venezuela, Franco indicó que el canciller paraguayo “llevará una posición clara, ya que se trata de una intromisión clara en asuntos internos”.

Aclaró, sin embargo, que el nuevo gobierno está abocado a los problemas internos y en ese sentido confirmó que el cambio que dispuso el miércoles último en las FF.AA. está relacionado con la reunión que algunos jefes militares tuvieron con Maduro.

“La primera medida ya se hizo el miércoles. Dispusimos los primeros cambios”, refirió Franco.

Adelantó que habrá “tolerancia cero” con los uniformados que actúen fuera de la ley y que serán promovidos los que demuestren profesionalismo.

“El que tenga buena foja será correspondido. Vamos a terminar con el manoseo político”, aseveró.

Al volver sobre el caso de intromisión de Venezuela, Franco ratificó que “vamos a darle un mensaje a la comunidad de que este es un país libre”. Garantizó que “terminó el tutelaje de los países vecinos”.

La reunión de Maduro con los entonces jefes militares de Paraguay se produjo en Palacio de Gobierno, a las 16:00 del viernes pasado, justo antes de que Lugo fuera sentenciado en el Congreso.