Ayacucho, Andina. El presidente Ollanta Humala aseguró este lunes en Ayacucho que su gobierno continuará con la erradicación de los cultivos ilegales de coca e indicó que la suspensión temporal no debe entenderse como un retroceso en la lucha contra el narcotráfico, sino como una oportunidad para mejorar y cumplir los objetivos.

“Se mantendrá la erradicación de los cultivos de hoja de coca, como lo ofrecí al país. Lo que estamos haciendo es mejorar la cooperación con Estados Unidos, manteniendo la soberanía nacional, y haciendo que ese apoyo no sea solo para la erradicación de cultivos, que tenemos que hacerlo cumpliendo metas, sino también focalizando el tema de los insumos químicos que están ingresando a zonas como el VRAE”, manifestó.

Durante una visita a distritos altoandinos de Ayacucho, acompañado de la Primera Dama, Nadine Heredia Alarcón, para entregar ayuda a la población afectada por las heladas, el jefe de Estado dijo que la lucha antidrogas no solo se centra en la erradicación, sino también en el control de insumos químicos, la focalización de las investigaciones por lavado de activos y el control en las aduanas.

Mencionó, además, que mejorando el control de los insumos, el precio de la hoja de coca disminuirá.

El Ejecutivo dispuso una pausa en las labores de erradicación de cultivos ilegales de coca, mientras se realice un proceso de afinamiento de todos los instrumentos de la política antidrogas, orientada a evaluar las metas y resultados obtenidos.

La erradicación de los cultivos ilegales se reanudará cuando culmine dicho proceso, pero el gobierno ha descartado que la medida vaya a afectar la lucha contra el narcotráfico.

Durante su visita al distrito de Oyolo, el presidente Ollanta Humala brindó ayuda al poblador José Sánchez Abanto, de 39 años de edad, quien presentaba dolores abdominales.

El ciudadano fue atendido por médicos que llegaron a la zona con la comitiva presidencial y ellos recomendaron trasladarlo a un lugar donde pueda ser intervenido quirúrgicamente.

Por ello, el presidente Ollanta Humala dispuso que Sánchez Abanto subiera al helicóptero para ser transportado al distrito de Pauza, y luego a Arequipa, para que reciba atención médica, debido a su delicado estado de salud y la necesidad de ser operado, informó la Secretaría de Prensa de la Presidencia de la República.