Lima. El presidente Alan García salió al paso de los rumores que indicaba que se había reunido con otras autoridades para verificar si era posible conceder el indulto al ex presidente Alberto Fujimori.

La ley peruana -recuerda la agencia Infobae- prohíbe aplicar el beneficio a reos por homicidio calificado y secuestro agravado.

Fujimori cumple una pena de 25 años de cárcel por delitos contra los derechos humanos.

García explicó que no se reunió con Keiko Fujimori, candidata presidencial del Perú que avanzó a la segunda vuelta electoral.

Fujimori quedó en segundo lugar pasando automáticamente a los comicios de junio próximo en que se enfrentará al candidato nacionalista, Ollanta Humala.

García no dudo en señalar a la prensa que "me ha sorprendido leer una hipótesis absurda, jamás me ha sido planteada ni ha estado en mi agenda".

Y añadió que tal como planteó el nuevo fiscal de la Nación, José Peláez, un indulto a Fujimori "es un imposible jurídico en este momento".

El magistrado explicó que "la Ley de Indultos prohíbe la concesión de este beneficio (el indulto presidencial) a condenados por delitos de homicidio calificado y secuestro agravado", los cargos atribuidos a Fujimori por dos delitos.