Lima. El presidente peruano, Martín Vizcarra, respaldó la cadena perpetua para los violadores de menores de 14 años de edad, iniciativa aprobada el pasado jueves en primera votación por el Congreso ante el aumento de este tipo de delito en el país.

Con esta postura, el mandatario busca solución a las numerosas denuncias de abuso sexual en contra de menores de edad, con un total de 1.727 casos en los tres primeros meses del años, según el Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MMPV).

"Los violadores deben entrar a la cárcel y deben morir allá", dijo el presidente peruano después de supervisar las obras de infraestructura en un colegio de la localidad amazónica de Iquitos, 1.013 kilómetros al noreste de Lima.

Vizcarra también precisó que su despacho solicitó al MMPV y especialistas que evalúen la factibilidad de la posible aplicación de la pena de castración química a las personas involucradas en la violación de menores de edad.

El Congreso peruano aprobó el pasado jueves en primera instancia un proyecto de ley para aplicar la cadena perpetua a los violadores de menores de 14 años y también la castración química, a consideración de los jueces.

Debido a los numerosos casos de abusos en contra de menores, las autoridades peruanas, legisladores y representantes de la sociedad civil debaten en este momento el endurecimiento de penas contra este delito.

Según un estudio realizado por el Programa de Investigaciones Criminológicas del Ministerio Público, el 76% de las víctimas de violación sexual fueron menores de edad, de las cuales el 40% sufrieron estos ataques por parte de algún familiar.