El presidente de Chile, Sebastián Piñera, manifestó su más enérgica defensa a los derechos humanos en Latinoamérica, subrayando que “el gobierno de Chile va hacer lo que esté a su alcance para contribuir a que en Cuba se produzca un proceso de recuperación pacífica de la democracia y un pleno restablecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades individuales”.

Tras reunirse con los senadores de la Democracia Cristiana (DC), Andrés Zaldívar, Ximena Rincón y Patricio Walker, el jefe de Estado expresó que “la posición del gobierno de Chile es que la defensa de la democracia, de los derechos humanos y de las libertades individuales en el siglo XXI no solamente son un derecho de un país como Chile, sino que también una obligación”.

En este sentido, reiteró su más enérgica condena a las circunstancias en que murió, hace unos días atrás, el disidente y preso de conciencia en Cuba, Orlando Zapata Tamayo y también expresó una “profunda preocupación por la situación que afecta a otro disidente y preso de conciencia en Cuba, como es el caso de Guillermo Fariñas”.

Finalmente, el mandatario resaltó los proyectos de acuerdo que aprobó el Senado y la Cámara de Diputados en materia de derechos humanos en Cuba. Al respecto, agradeció la presencia de los senadores en La Moneda y manifestó que “en esta materia el gobierno coincide 100% con el contenido del proyecto de acuerdo que aprobó recientemente el Senado”.