Santiago, Xinhua. El presidente chileno, Sebastián Piñera, se trasladó este lunes a la región fronteriza de Arica y Parinacota (norte), para reinaugurar y viajar en el tren que une a Arica y La Paz, capital de Bolivia, en un intento de rebatir la versión de su par Evo Morales de que esta línea centenaria entre ambos países ya no opera.

El viaje de Piñera, según las declaraciones del mandatario chileno, busca demostrar que su país cumple sus compromisos y rebatir señalamientos de Bolivia, país que presentó una demanda ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de Naciones Unidas, en la ciudad holandesa de La Haya, contra Chile en su búsqueda de una salida al mar.

"Semanas atrás, en la cumbre de la Celac (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños) que se celebró en nuestro país (Chile), el presidente (Evo) Morales (de Bolivia) planteaba que este ferrocarril no estaba operativo. Yo lo invité a que juntos recorriéramos la vía férrea que es responsabilidad del gobierno chileno", dijo Piñera.

"Desgraciadamente, el presidente (Evo) Morales no ha podido estar con nosotros, pero para mí es una tremenda satisfacción demostrar a los chilenos, a los bolivianos y al mundo entero que el compromiso que asumió Chile en 1904 y que pudo inaugurar en 1913, hoy estamos reinaugurando este ferrocarril, que permitiría facilitar el comercio de Bolivia y la integración de ambos países", añadió el presidente.

El mandatario viajó desde la estación Arica a la de Poconchile, a unos 2.000 kilómetros de Santiago, acompañado por los ministros de Relaciones Exteriores, Alfredo Moreno, y Transportes y Telecomunicaciones, Pedro Errázuriz, en el centenario de creación de esa línea de ferrocarril emanada del Tratado de 1904 entre ambas naciones sudamericanas.

"Hoy es un día con gran significado histórico, porque después de 100 años de la inauguración del ferrocarril de Arica a La Paz, hoy lo estamos reinaugurando. Chile cumplió su compromiso, inició la construcción de este ferrocarril en 1906", dijo Piñera.

La vía férrea tiene 205 kilómetros en tierra chilena, hasta Visviri, localidad en la cual el jefe de Estado chileno culminará su periplo, según el mismo Piñera.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, sostiene que Chile incumple el compromiso de mantener operativo el ferrocarril, uno de los acuerdos del Tratado de Límites de 1904, tras la guerra que enfrentó a Bolivia y Perú con Chile (1879-1883).

Bolivia ha esgrimido esta falta como una de las justificaciones para la demanda que presentó en abril ante la Corte Internacional de Justicia de Naciones Unidas, en La Haya, Holanda, para obligar a Santiago a negociar un acceso soberano al océano Pacífico.

Bolivia perdió un extenso territorio, incluyendo su condición marítima, tras un conflicto bélico con Chile a finales del siglo XIX.