Santiago. El presidente Sebastián Piñera emitió declaraciones tras presenciar en La Moneda el cierre de los alegatos ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

Acompañado por ministros y parlamentarios -oficialistas y de oposición-, reveló su conformidad con lo sucedido. "Quiero valorar y felicitar a la delegación chilena por la claridad y firmeza de la defensa chilena, basada en los hechos históricos, el derecho internacional y el tratado de 1904", indicó, recordando el triunfo en la Guerra del Pacífico.

"Esa guerra no fue provocada por Chile, como pretende hacer creer Bolivia, sino por la violación por parte del gobierno boliviano del Tratado de Límites del año 1874. Esa gesta heroica nos llena de orgullo y no permitiremos que Bolivia intente distorsionar la historia", añadió.

Piñera reiteró que posterior a esos hechos se firmó el Tratado de 1904, el cual fijó los límites de ambos estados. Por ello, aseguró que no hay nada pendiente y que el acuerdo se debe cumplir.

El litigio ahora entró en etapa de deliberación por parte de los jueces, quienes fallarán en una fecha indeterminada. “Estamos ante una corte de derecho, que debe fallar en derecho”, sostuvo.

“Chile ha sido un buen vecino, abierto y cooperador con todos sus vecinos y también con Bolivia. Ha ido más allá de los que establece el tratado”, aclaró.

En esa línea, aseguró que “no existe en el mundo un trato más preferencial que el que Chile otorga a Bolivia”.

Al finalizar, reiteró que no existe ninguna obligación de negociar.