El presidente regional del Callao, Félix Moreno, negó haber recibido dinero de parte de alguna empresa brasileña vinculada al sector construcción y conocer a los directivos de la firma Odebrecht como Jorge Barata, su representante en el país.

En diálogo con la prensa, dijo estar dispuesto a colaborar con la justicia y sostuvo haber brindado todas las facilidades a la fiscalía durante el operativo de allanamiento efectuado en su domicilio en el distrito de La Molina.

“Quiero dejar en claro, que yo, Félix Moreno, no he recibido ningún sol o dólar de los brasileros y eso lo digo con la tranquilidad del caso, yo no tengo fotografías sociales con esta gente, yo no conozco a Marcelo Odebrecht, ni a Barata, no lo he visto en ninguna reunión”, expresó.

Incluso, indicó no haber asistido en ninguna reunión social en la Embajada del Brasil en el Perú en la que participaron directivos de diversas empresas brasileñas.

Moreno refirió que se someterá a todas las investigaciones, pero pidió no ser una "cortina de humo" ni un elemento distractor en el trabajo que realiza el Ministerio Público, tras anotar que la empresa Odebrecht tiene más de 20 años en el país y 60 obras hechas.

El gobernador chalaco remarcó que la obra de la ampliación de la Costa Verde, construida por la cuestionada firma brasileña, está en un avance de 87% y continuará su curso por ser un proyecto vital para el desarrollo del Primer Puerto.

En ese sentido, descartó una posible paralización de la misma.

“Esta obra es una necesidad, no está paralizada, se está trabajando”, enfatizó.

Moreno dijo que la Fiscalía archivó hace unos años una investigación sobre lavado de activos en su contra porque no encontró ningún indicio sobre dinero mal habido.

El presidente regional brindó una conferencia de prensa en la sede institucional de la gubernatura, sin embargo, se retiró sin responder preguntas de los periodistas.