Bogotá. El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, aseguró este sábado que está buscando la pacificación de su país de una forma "digna" y precisó que no está buscando que la contraparte (las FARC) "se arrodille y se rinda", sino que se desmovilice y se reintegre a la vida civil.

"Por eso no hemos cedido, no hemos despejado ni un milímetro, un centímetro de tierra. Estamos negociando en el exterior (La Habana, Cuba). O sea que hemos aprendido de las lecciones del pasado", afirmó Santos durante un acto realizado en la ciudad de Yopal (este).

"Pero yo estoy convencido de que las circunstancias están ahí para lograr la paz. Y tiene que ser una paz digna para ambas partes. Nadie está sometiendo a la contraparte a que se arrodille y se rinda; estamos dando una salida digna, como terminan todos los conflictos. Así terminan a través de la historia, todos los conflictos: con una salida digna para ambas partes", agregó.

De acuerdo con Santos, todos los colombianos desean la paz para su nación y recordó que el gobierno tiene buena voluntad en la mesa de negociación, en la que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y el ejecutivo buscan ponerle fin a 50 años de conflicto armado interno.

"Esta no es una paz de Juan Manuel Santos, esta no es una paz de mi gobierno. Es una paz de ustedes los colombianos. Sobre todo de ustedes, los que más han sufrido este conflicto. Por eso, en esa búsqueda de esa paz necesitamos el apoyo de todos. Y si logramos esa paz, imagínense lo que podríamos hacer con esta parte del país", declaró.

El jefe de Estado recordó que los altos mandos militares tienen las órdenes de arreciar a las FARC mientras se negocia con ese grupo alzados en armas.