El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, confirmó su deseo de asistir a la toma de posesión de Hugo Chávez, prevista inicialmente para el 10 de enero, pero que corre el riesgo de no realizarse por la convalecencia del mandatario venezolano.

Según informó la emisora Caracol Radio, Santos realizó en las horas previas a la Navidad una serie de llamadas a líderes regionales que le llevaron a hablar con el presidente de Chile, Sebastián Piñera; el de México, Enrique Peña Nieto; y el vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

En su conversación con Maduro, el presidente colombiano confirmó que tanto él como su ministra de Exteriores, María Ángela Holguín, tienen previsto viajar a Caracas para asistir a la toma de posesión de Chávez.

Santos trasladó a Maduro su solidaridad con Chávez y ofreció a Colombia como país aliado en caso de que finalmente el mandatario venezolano, reelegido el pasado 7 de octubre, no pueda tomar posesión del cargo.

Desde que Chávez partió a Cuba para ser sometido a su cuarta operación por el cáncer diagnosticado en 2011, Santos no había hablado personalmente con el Gobierno venezolano.

Maduro y otros dirigentes del entorno de Chávez han comenzado a plantear la posibilidad de un aplazamiento en la toma de posesión de Chávez.

"Cuando llegue el 10 de enero tendremos la certeza exacta de qué va a suceder. Así que estemos todos tranquilos", declaró el lunes el vicepresidente, quien considera que la Constitución "lo prevé todo y está blindada ante cualquier circunstancia que pudiera presentarse".