Río de Janeiro. El presidente de Brasil, Michel Temer, firmó este martes una medida provisional que destina 1.200 millones de reales (US$360 millones) para las acciones de intervención federal en la seguridad pública de Río de Janeiro.

En un mensaje en su perfil de la red social Twitter, Temer aseguró que el país va a "vencer la batalla contra el crimen organizado" que domina parte de Río de Janeiro, el estado más turístico de Brasil.

El importe del decreto firmado es superior a los 1.000 millones de reales (US$300 millones) que el gobierno brasileño anunció inicialmente la semana pasada para la intervención federal en Río de Janeiro.

El pasado miércoles, el propio Temer confirmó la liberación de los recursos y dijo que, si necesario, destinaría otros más para las acciones en Río de Janeiro.

 

La intervención fue anunciada por Temer el 16 de febrero con la intención de poner fin a la ola de violencia que sufre Río de Janeiro.

Al firmar el decreto, el presidente dijo que se trataba de una "medida extrema", aunque necesaria para combatir el crimen organizado. Se prevé que la medida estará vigente hasta el 31 de diciembre de este año.

El general Walter Braga Netto fue nombrado por Temer interventor para el área de seguridad pública en Río de Janeiro. La intervención federal le transfiere el mando de las fuerzas de seguridad pública del estado, incluyendo el sistema prisional.