Washington. El presidente estadounidense, Donald Trump, apoya la posibilidad de "mejorar" el sistema federal de control de antecedentes criminales para los compradores de armas, aseguró este lunes la Casa Blanca, en un aparente gesto hacia quienes piden medidas en ese sentido tras el tiroteo del miércoles en Florida.

Según la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, "el presidente habló el viernes con el senador (republicano John) Cornyn sobre el proyecto de ley bipartidista que presentaron el senador (demócrata Chris) Murphy y él para mejorar el cumplimiento a nivel federal de la legislación de verificación de antecedentes criminales".

"Aunque las conversaciones continúan y se están considerando cambios (al proyecto de ley), el presidente apoya los esfuerzos para mejorar el sistema federal de verificación de antecedentes", añadió.

Este proyecto de ley al que hace referencia la Casa Blanca tiene un alcance muy limitado, pero llega en medio de un nuevo clamor para ampliar el control de armas de fuego en Estados Unidos, tras el tiroteo que el pasado miércoles dejó 17 muertos en la escuela secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland (Florida).

Trump es un defensor de la Asociación Nacional del Rifle (NRA), un poderoso grupo de presión que se opone a cualquier límite a la posesión de armas en Estados Unidos, y en su respuesta a los tiroteos registrados durante su presidencia nunca ha mencionado la necesidad de un mayor control de armas.

El sábado, Trump se refirió por primera vez de forma abierta al tema del control de armas, al afirmar que la oposición demócrata no aprobó legislación para aumentar el control de armas en Estados Unidos cuando Barack Obama era presidente "porque no quisieron". 

Sus declaraciones fueron en respuesta a la manifestación por el control de armas realizada en la ciudad de Fort Lauderdale, en el sur de Florida y cercana a Parkland.

Tras la matanza en la escuela secundaria de Parkland, el presidente norteamericano prometió "enfrentar el difícil problema de la salud mental" en los tiroteos y hacer de la seguridad en las escuelas "nuestra principal prioridad"; pero no habló del control de armas.