Montevideo. El presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez, considera que Estados Unidos debe asistir económicamente a los seis ex presos de la cárcel de Guantánamo, que el país sudamericano recibió como refugiados en diciembre.

"La responsabilidad de todo esto es del gobierno de Estados Unidos" que "tiene que proporcionar todos los medios" para la manutención de los liberados, dijo Vázquez citado este miércoles por la prensa local.

En ese sentido, admitió que estaba "preocupado realmente" por el proceso de inserción de los refugiados.

"Me pongo en el lugar de ellos y debe ser muy difícil para quienes vienen de otras partes del mundo a implantarse en un país extraño", reveló Vázquez a un grupo de periodistas este martes a la noche en Montevideo.

El ex presidente José Mujica, quien negoció la llegada de los ex presos de Guantánamo antes de dejar el poder el 1 de marzo, también cree que Estados Unidos tiene que asistir a los liberados.

"Son ellos (Estados Unidos) los que tienen que tirarles unas chirolas para que puedan vivir. Porque la macana es de ellos, los metieron en cana sin juez y sin nada", sostuvo Mujica días atrás.

Los ex presos -cuatro sirios, un palestino y un tunecino- estuvieron más de una década en la prisión de la base estadounidense sin ser enjuiciados y llegaron a Uruguay el 7 de diciembre.

Estas personas han tenido dificultades de adaptación y reclaman asistencia psicológica y económica.

Incluso, uno los ex reclusos, el sirio Abu Wael Dihab, amenazó con iniciar una huelga de hambre frente a la embajada estadounidense para reclamar a ese país una indemnización y asistencia económica.

Según el gobierno estadounidense, "no hay información" de que los ex reclusos hayan participado de actividades terroristas contra los Estados Unidos, sus socios o aliados.