Montevideo. El presidente de Uruguay, José Mujica, se reunió con el vicepresidente, Danilo Astori, y con el ministro de Economía, Fernando Lorenzo. “En la reunión, el presidente le comunicó a Astori y a Lorenzo que no habrá cambios en la política económica”, señala el semanario Búsqueda, y cita una frase elocuente del mandatario: “Equipo que gana no se cambia”. Sin embargo, el mandatario les transmitió que escuchará “otras voces” y habrá una discusión amplia sobre cambios en el sistema tributario.

La posibilidad de devolver el Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los sectores de menos ingresos, manejada por el presidente Mujica ahondó las diferencias existentes dentro del equipo económico del gobierno y hacia la interna del Frente Amplio (FA). El presidente anunció que la aplicación del IVA se haría en forma “personalizada” y dejó a un lado la idea de bajar los dos puntos porcentuales prometidos en la campaña electoral, según informó el diario El País de este miércoles.

Lo que ahora está a estudio es la idea de devolver el IVA a los sectores más pobres, ya que la reducción general del impuesto (de 22% a 20%) que está prevista en el Programa de Gobierno del Frente Amplio no beneficiaría directamente a este grupo de personas.

Impacto directo. El Movimiento de Participación Popular (MPP), los comunistas y los socialistas, apoyados por el PIT-CNT, se alinean apuntando a que los cambios tributarios tengan un impacto más directo sobre los sectores más pobres.

Por ejemplo, el designado subdirector de la OPP, Jerónimo Roca (MPP), planteó fijar una tasa única de 18% y exonerar a los pobres que paguen a través de una tarjeta del Ministerio de Desarrollo Social (Mides). El nombramiento de Roca en la OPP sorprendió a integrantes del oficialismo.

La línea de pensamiento de Roca es afín a la del subsecretario del Ministerio de Economía, Pedro Buonomo –quien ha mantenido posiciones encontradas con el titular del Ministerio, Fernando Lorenzo, en política cambiaria y redistribución de la riqueza.

Dentro del “mujiquismo” hay quienes proponen aumentar los impuestos a los empresarios, particularmente a los exportadores y a los sectores de mayores ingresos, como Eduardo Lorier (PCU) y Alberto Couriel (Espacio 609).

Sin embargo, este martes en su audición radial semana, Mujica llamó a los suyos a “no matar la gallina de los huevos de oro”, refiriéndose a la inversión.

Desde el otro lado del mostrador, los “astoristas” (Asamblea Uruguay y el Nuevo Espacio), rechazan el aumento de la presión fiscal y entienden que la equidad se logra a través de una reforma educativa que permite la movilidad social.

A este grupo se suman el ministro de Economía, Lorenzo, y el presidente del Banco Central, Mario Bergara.